Mujer de 97 años y su esposo finalmente celebran su boda 77 años después de decir «Sí, acepto»

Una pareja de ancianos en Iowa, Estados Unidos, celebró su aniversario de la forma más memorable: como la mujer de 97 años no tuvo vestido el día de su boda, 77 años más tarde renovó los votos vestida de blanco.

No hay nada más bello que ser testigos de una unión de dos personas que se aman profundamente a lo largo de los años.

Por esto, el personal de la Residencia St. Croix, en Iowa, fue muy afortunada de haber visto la emotiva reunión de Frankie King con su marido.

Frankie y Royce se casaron el 16 de septiembre de 1944. Por entonces, ella no pudo tener un vestido de novia para su gran día.

Historia Para Ti

Sin embargo, pudo vestir uno hermoso para la ceremonia que el personal de su residencia organizó el 24 de septiembre pasado.

La pareja volvió a celebrar su boda, y la ceremonia estuvo llena de momentos emotivos. Henry Michaelson, un fotógrafo que trabaja en la residencia St. Croix, compartió sus reflexiones:

«Era tan difícil no llorar detrás de cámara cuando vi la emoción de esta hermosa pareja, y el amor y compasión que el equipo invirtió para preparar este evento».

También estuvo presente la hija de la pareja, Sue Bilodeau, quien ayudó a su madre a prepararse.

Royce esperó detrás de un altar con flores y esperó a su amada vistiendo su traje de la Fuerza Aérea.

Esta recreación de la boda se dio cuando el hospicio le preguntó a la pareja si tenía fotos de su boda. Sue, la hija de ambos, explicó que sus padres nunca habían podido celebrar a lo grande.

«Mamá dijo ‘nos casamos con dos días de preaviso, mientras tu papá estaba en una breve licencia antes de irse a pelear a la Segunda Guerra Mundial. Así que no tuvimos tiempo de planear una gran boda'».

Frankie y Royce llevan algún tiempo viviendo en aquella residencia para ancianos. Hace algunas semanas.

El personal decidió convertir su jardín trasero en un espacio para bodas, decorado al estilo de la década de 1940.

El terapista musical de la pareja fue quien musicalizó el evento con grandes éxitos de los años 40 en su saxo y su guitarra. Kacie Derr, empleada de la residencia, recordó:

«La luz en sus ojos… Desearía que todos la hubieran podido ver. Me dijo que se sentía muy hermosa».

La pareja se miró a los ojos. Se abrazaron y besaron frente a un arco ornado con flores. Sue agregó que cuando su padre vio a su madre, tenía la sonrisa más enorme del mundo, y no paraba de sonreír.

El matrimonio King tiene dos hijos, cuatro nietos y muchos bisnietos. Revivieron el día más especial de sus vidas rodeados de afecto.

Los internautas apreciaron mucho las fotos de este evento. «Momentos que quitan el aliento», dijo uno. «¡Es una de las cosas más dulces que he visto!», comentó alguien más.

Otros también manifestaron su reconocimiento a la residencia de ancianos que les permitió un momento tan bello.

¿Conoces una historia de amor tan larga como esta?