Fotógrafo encuentra a un perrito abandonado en una isla desierta y no duda en rescatarlo

La vida de un perrito parecía estar sentenciada al peor de los destinos tras quedar atrapado en una isla desierta pero como un verdadero milagro, un ángel apareció en el camino para rescatarlo.

Se trataba del fotógrafo estadounidense Wesley White que durante un viaje de trabajo divisó al animalito desde las profundidades del mar y no dudó un segundo en dirigirse hasta el lugar para inspeccionar de que se trataba.

El peludito estaba bastante demacrado, con toda su piel adherida a sus costillas y además con quemaduras provocadas por el sol.

El hecho ocurrió en Tatch Caye, una isla de Belice (América Central), mientras que Wesley se encontraba en un viaje de trabajo, fotografiando la vida silvestre del lugar.

Ver Video Al Final

Pero no solo esta clase de animales fueron capturados por sus ojos, pues un buen día mientras el hombre practicaba.

Kayak se percató de algo que se movía en una isla desierta, cerca de unas antiguas cabañas para pescar.

White llegó a la isla e inspeccionó el lugar pero descubrió que el perrito estaba completamente solo.

Por eso no lo pensó dos veces y tomó a la criatura con ayuda de una toalla para llevarlo a bordo hasta la civilización.

“Por el rabillo del ojo, vi que meneaba la cola. Mi corazón explotó fuera de mi pecho. Estaba esperando a que apareciera un humano”, dijo Wesley.

El perrito estaba muy débil y no podía aguantar más tiempo allí, así que lo primero que hizo White fue buscarle atención médica.

Un veterinario del Hospital de Animales Stann Creek, cerca de Dangriga, en Belice, chequeó al animal para corroborar lo fuerte que era al sobrevivir bajo esas condiciones.

Además de su notable desnutrición, los ácaros y sus problemas por parásitos estomacales, el perrito no tenía ningún problema grave de salud.

White siguió cuidando de él los días posteriores al rescate pero un problema inesperado lo llevó a viajar de emergencia a los Estados Unidos sin poder llevárselo.

El hombre lo bautizó como Wiston y le prometió que volvería por él.

Durante el tiempo en que el fotógrafo estuvo en Montana, una mujer bastante generosa estuvo al cuidado del perrito.

Dos meses después de haber sido rescatado el can había pasado de pesar solo 5 a 21,5kl y todo era gracias al cuidado de las personas que estuvieron a su alrededor.

Por medio de una campaña de GoFundMe, White se encargó de cubrir todos los gastos médicos que implicó el perrito así como su cuidad.

Pero además faltaba una cosa bastante importante: hacer todos los trámites para que Wiston volara con él a casa.

El fotógrafo regresó a la isla tal como le había prometido al peludito y se encontró a un perrito muy diferente al demacrado que había rescatado hacía unos meses.

Como Wiston estaba mucho más fuerte ya cumplía con las condiciones de salud como para volar .

Sin que eso implicara ningún riesgo y también con esa intención había vuelto el hombre: estaba decidido a llevárselo a casa.

Aunque él mismo confiesa que durante esos días pensó mucho en la reacción que iba a tener Wiston.

Ver Video Al Final

“Hubo un momento en que pensé que quizás no me recordaría porque solo estuvimos juntos un período breve.

Pero le tomó un par de minutos olfatearme para que la memoria de su cerebro me recordará”, comentó White.

Ese reencuentro fue especial para el fotógrafo y allí todas sus dudas se mitigaron.

estaba seguro que el perrito estaría mucho mejor con ellos en Montana y no había ningún impedimento para hacerlo.

Por tal razón el señor White comenzó todo el papeleo hasta alcanzar su cometido.

Ahora el peludo vive feliz en casa del hombre que le salvó la vida y además de él, también comparte sus días con unos hermanos caninos.

“Cuando lo vi por primera vez todo pasó tan rápido que nunca imaginé que llegaría a ser mi perro.

Él me encontró y yo lo encontré, no puedo evitar imaginar que esto fue parte del destino”.

Un destino muy afortunado para Wiston, pues el dolor y las necesidades del pasado han quedado atrás.

Aunque para el fotógrafo también fue una fortuna hallarlo y en ese viaje de simple trabajo encontró al amigo que tanto había esperado.

VER VIDEO AQUI:

Nadie sabe cómo llegó el perrito a esa isla pero su historia debe inspirarnos a siempre ayudar a los animales abandonados y como White, convertirnos en ángeles para la vida de quien lo necesita.