Una madre soltera publica una valiente carta al hombre que la abandono

Hoy las mujeres han crecido en la sociedad llegando a posicionarse cada vez mas en los lugares que les competen.

En este momento as mujeres trabajan a la par que sus parejas, hacen deportes mas enérgicos que antes ni eran pensados. Hoy las mujeres eligen seguir adelante ante cualquier adversidad y sabiendo que ya no serán juzgadas por la sociedad.

Vestimenta, trabajo, ocio y vida familiar, son algunos de tantos ejemplos que podríamos mencionar.

Pero hay uno que costo un poco mas, pero que es mas evidente año a año. Nos referimos a las valientes mujeres que deciden seguir adelante con sus embarazos aunque el padre de la criatura haya desaparecido.

Continua leyendo esta hermosa historia 

Sera por inmadurez, será por escapar a los compromisos, hoy se ve gran cantidad de hombres que huyen de este nuevo desafío.

Es por eso que a continuación nos vamos a dedicar y te mostraremos una perfecta carta que una madre soltera decidió escribir al que fuera padre de su hijo.

No te pierdas estas palabras tan precisas y justas con las que ha podido manifestarse y que se hiciera publica en las redes.

Una carta valiente y digna de ser leída

«Teníamos una pareja perfecta, y fruto de ese amor te di la gran noticia. Ese día te enteraste que ibas a ser padre y con eso que juntos cambiaríamos nuestro futuro.

Por supuesto que la noticia la tomaste como correspondía. Se ilumino tu semblante, el amor quedo reflejado de inmediato en tu rostro. Pero había algo que por mi cabeza fluía, y hoy se que era miedo.

Con el tiempo esa felicidad manifestada fue cambiando. Con el tiempo apareció el desinterés y poco a poco el abandono. Te fuiste alejando, te fuiste encaminando en otra dirección, hasta simplemente desaparecer.

No puedo negar que en algún momento sabia que esto iba a pasar, pero en esa etapa trate de convencerme que no, hasta que con actitudes me fuiste llevando poco a poco a darme cuenta que era un sendero inevitable.

Si bien con miedos, la verdad es que sola y con la compañía de mi amado hijo transite ecografías, revisaciones.

Pero también pude ser protagonista de sus primeras pataditas que me hacían sentir cada vez mas entera y ya nunca mas sola. Vos te lo perdiste!!!!

Seguí adelante y mi panza fue creciendo, y con ella mi mayor energía y poder para este nuevo camino. Así llego el gran día, nació saludable, enérgico y con enormes ganas de transitar esta vida. Su mirada fue sublime, vos te la perdiste!!!

Hoy ya es un niño que entiende muchas cosas y también que no tiene un padre a su lado que lo acompañe. Pero no tengas dudas que yo, le he hablado de ti.

El sabe quien sos y hasta sabe que te paso que no pudiste enfrentar su crecimiento. No esta en mi hablar mal de aquel que lamentablemente se perdió de todo este mundo maravilloso que transite.

Hoy solo te tengo que decir gracias. si claro, gracias por haberte ido, porque eso hizo que la unión que tenemos con tu hijo sea inquebrantable.

Gracias por no haber estado, porque gracias a ello yo fui mas presente que nadie, y eso reforzó nuestros lazos de amor. Gracias por no estar, porque hoy me siento mas acompañada que nadie.

Este es el sencillo motivo de esta carta, GRACIAS por abandonarnos.

Yo me despido nuevamente agradeciéndote lo que me enseñaste y lo que sin imaginarte nos diste.

Espero que esta vida en algún momento te de algo de lo tanto que yo pude conseguir. Ojala la vida te colme de este amor que sin dudas no conoces y que no se compara con nada. Suerte en tu camino y gracias por mostrarme el mío.»